farmacia "24encasa"

La inmunoterapia, también conocida como terapia biológica, es un tipo de tratamiento protocolizado contra diversos tipos de cáncer. Utiliza sustancias producidas por el organismo o en un laboratorio para mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico del paciente y conseguir así, destruir las células cancerosas. A grandes rasgos, se trata de estimular las defensas naturales del cuerpo para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario y combatir así, la enfermedad.

El 4 de febrero de 2016, la American Society of Clinical Oncology publicó su informe anual donde precisó distintos adelantos clínicos del año 2016 para el cáncer. El adelanto de 2016 no fue otro que la inmunoterapia contra el cáncer.

“Ningún adelanto reciente ha sido más transformador que el surgimiento de la inmunoterapia, en particular, a lo largo del último año”, dijo la Dra. Julie M. Vose, MBA, miembro y presidenta de la American Society of Clinical Oncology. “Estas nuevas terapias no solo están transformando la vida de los pacientes, sino que también están abriendo fascinantes caminos para investigaciones futuras”.

¿Cómo puede combatir nuestro sistema inmunológico el cáncer?

Su sistema inmunológico realiza de manera natural distintos procesos para luchar contra infinidad de enfermedades. Estos mecanismos complejos involucran células, órganos y proteínas. El cáncer suele moverse hacia muchas de las defensas del sistema inmunológico, lo que les permite a las células malignas continuar creciendo.

inmunoterapiaLos tratamientos de inmunoterapia son variopintos pero en definitiva proponen ayudar al sistema inmunológico del paciente. De esta forma se consigue ralentizar o parar el crecimiento de las células cancerosas. Otros en cambio, favorecen que el sistema inmunológico pueda destruir las células tumorales e incluso imposibilitar que el cáncer se disemine y la enfermedad viaje a otras partes del cuerpo (metástasis).

Los tratamientos de inmunoterapia se pueden utilizar en monoterapia o en combinación con otros tratamientos contra el cáncer.

Hay muchos tipos de inmunoterapia. Incluyen los siguientes:

  • Anticuerpos monoclonales y tratamientos agnósticos del tumor, como inhibidores de puntos de control.
  • Terapia con virus oncolíticos.
  • Terapia con células T.
  • Vacunas contra el cáncer.

Inmunoterapias no específicas

Existen también otro tipo de inmunoterapias no específicas que también ayudan al sistema inmunológico a destruir las células cancerosas. La mayoría de las personas reciben este tipo de terapia después de otros tratamientos contra el cáncer o con estos, como la quimioterapia o la radioterapia. Sin embargo, las inmunoterapias no específicas son el principal tratamiento del cáncer.

Efectos secundarios de la inmunoterapia

Los diferentes tipos de inmunoterapia pueden provocar distintos efectos secundarios. Muchos de estos efectos dependen en gran medida del tipo de tratamiento, el tipo de  cáncer y el estado clínico del paciente. Antes de comenzar el tratamiento de inmunoterapia, es preciso hablar con el oncólogo responsable sobre los posibles efectos secundarios de su tratamiento de inmunoterapia.

El manejo de estos efectos secundarios durante la inmunoterapia es importante para la salud del paciente. Por tanto, es importante comunicar de inmediato a un integrante del equipo médico de atención al paciente si experimenta efectos secundarios. El equipo médico puede ayudar a controlar o aliviar muchos efectos secundarios. Informarles tan pronto como se pueda de cualquier problema médico que pueda tener y que sea nuevo, continuo o que empeore. Incluso si considera que no es grave o si no se está seguro de si está relacionado con la inmunoterapia, es de vital importancia.

Algunos de los efectos secundarios más frecuentes suelen ser:

  • Reacciones de la piel
  • Síntomas similares a los de la gripe

Otros efectos secundarios que se pueden experimentar son:

  • Dolores musculares
  • Falta de aire (dificultad para respirar)
  • Congestión de los senos paranasales
  • Hinchazón de las piernas (edema)
  • Dolores de cabeza
  • Aumento de peso a causa de la retención de líquido
  • Diarrea
  • Cambios hormonales (ejem. Hipotiroidismo)
  • Tos recurrente

Conclusiones

A medida que la investigación sobre la inmunoterapia contra el cáncer avanza, los ensayos clínicos con enfoques promisorios se suman uno tras otro. En la actualidad, se están explorando infinidad de estrategias para cada caso de cáncer, y la mayoría están logrando importantes éxitos a lo largo de los últimos años.

La inmunoterapia es otra gran herramienta para tratar el cáncer. Es posible que pueda no sólo controlar el crecimiento de algunos tumores, sino incluso que pueda tener menos efectos secundarios que la quimioterapia y/o radioterapia. Si bien se han realizado avances apasionantes, la investigación se centra en hacer que estos beneficios se extiendan a más y más pacientes. A día de hoy, la comunidad científica estudia también la forma de predecir quién responderá mejor a determinados regímenes de inmunoterapia.

Bibliografía

https://www.cancer.net/es/blog/2017-07/inmunoterapia-el-adelanto-cl%C3%ADnico-del-a%C3%B1o-2016-para-el-c%C3%A1ncer

https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/tipos/inmunoterapia

https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/tipos-de-tratamiento/inmunoterapia/como-se-usa-la-inmunoterapia.html

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LLÁMAME
+
¡Llámame!