A pesar de la enorme cantidad de billones invertidos y las décadas de investigación hoy en día no hay una teoría del cáncer validada y rotunda. Estamos tan obsesionados con su tratamiento que nos hemos dejado sin explicar su biología o una teoría que lo justifique. Como el cáncer afecta a todas las familias hemos focalizado nuestra visión en el cáncer como enfermedad humana más que como un fenómeno social, biológico y evolutivo. Para comprender bien el cáncer tenemos que conocer su lugar en general en la historia de la vida.

¿Cómo son las células cancerígenas?

Para empezar, prácticamente todas las células del cuerpo pueden estar precargadas con esta información de cáncer que puede destruir al individuo. Cuando se observa la estructura en 3d de la célula y se analiza, vemos que su forma general y el núcleo cambia sustancialmente cuando es cancerosa. Observamos cambios estructurales severos en la cromatina y muchas veces incluso “aneuploidia” (numero incorrecto de cromosomas para ese tipo celular y especie); En general encontramos aberraciones genéticas.

Estas células son por tanto organismos descarriados, células que no deberían sobrevivir… Sin embargo, ¿Cuál es el secreto para que estas células se organicen y proliferen?, parece ser que su comportamiento es demasiado eficiente para ser un accidente o casualidad, parecieran ser más bien una pre-programación de algún tipo de estrés celular. Esta es una de las incógnitas más importantes de esta enfermedad.

El cáncer en la biosfera

Miremos ahora la teoría de la evolución para explicar esto. El cáncer está en todo el reino animal desde hace incluso miles de años. Hay cáncer en toda la biosfera: peces, mamíferos, pájaros incluso en plantas. Por tanto, resulta evidente formular como primera conclusión que el cáncer no es exclusivamente humano, está en toda los organismos multicelulares de nuestra biosfera.

El cáncer no tiene sentido fuera del concepto de la multicelularidad. Los organismos unicelulares (formados por solo una célula) llegaron a la tierra hace alrededor de 1,5 billiones de años, tienen un mecanismo de supervivencia de la especie muy simple, solo tienen que replicarse, y repetir una y otra vez el mismo proceso. Como por ejemplo las bacterias. En la vida multicelular es todo mucho más complicado, contienen un propósito más complejo. En esta vida hay un contrato entre células somáticas, y células germinales.

La vida unicelular es en esencia inmortal, en la vida pluricelular la inmortalidad esta confinada a las células germinales, es retenida en este grupo de células únicamente por células germinales: las células sexuales, que contienen información heredable. En la vida pluricelular este contrato debe ser firmado por todas las células. De forma que la mayor parte de las células de la comunidad. Las células cancerosa rompen este contrato, ignoran su compromiso con el resto del sistema y pervierten todo el gobierno del mismo.

Si el factor clave es que el cáncer impregna toda la vida multicelular. El Cáncer no es “un error de la vida” sino un proceso de transformación en la mitocondria de la célula y por lo tanto, una antigua propiedad de la vida en sí misma.

Por tanto, parece esencial el hecho de que no deberíamos enfrentar nuestros esfuerzos en buscar una cura milagrosa contra el cáncer, ya que, como el envejecimiento, realmente no tendría sentido buscar una píldora para evitarlo: es un proceso celular.

 

Lo que si necesitamos es mitigar los efectos y ejercer un control sobre el cáncer. No debemos decir decir que no podemos hacer nada. Es una condición que debemos manejar, no una enfermedad que debe ser curada.

 

¿Qué es la metástasis?

El 90 % de las muertes por cáncer son por metástasis, pero ¿por qué las células proliferan y migran e invaden otros tejidos?. Podríamos pensar que hay una buena explicación para ello pero realmente a día de hoy la comunidad científica todavía no ha llegado a una conclusión categórica que ponga de acuerdo todas las teorías de porque pasa esto.

Lo que si coinciden es que hay una enorme importancia en el diagnóstico precoz de la enfermedad y el abordaje del tumor primario antes de la metástasis.

¿Qué son las Hallmarks?

Las “Hallmarks” son las claves de las células tumorales para sobrevivir y progresar. Estas células tienen la apoptosis alterada (muerte celular programada), convierten su metabolismo en fermentación en lugar de usar la oxidación (fosforilación).  Se vuelven escurridizas, contienen más elasticidad y esto les permite evidentemente escabullirse por huecos dentro de nuestro sistema. Incluso son capaces de disolver membranas, engañar a nuestro sistema inmune y desarrollar resistencia a las drogas (medicación).

Es por ello que un diagnóstico a tiempo es posiblemente la primera y posiblemente más determinante medida contra el cáncer. Controlar la metástasis es mejorar considerablemente las perspectivas clínicas de cualquier paciente oncológico.

 

FUENTES *Center for the convergence of physical science and cancer biology: http://cancer-insights.asu.edu

Leave a Reply

Llámeme ahora
+
Llámeme